Sin categoría

Christian

La última vez que escribí en mi blog fue también sobre el abismal vacío que deja en el alma la partida de un ser querido. La hermana muerte se quedó rondando por mi zona, muy cerca de mi calle, tal vez aquel perro huesudo, conocido por los vecinos, la sintió acercarse y lanzó un lastimero aullido, de esos que hacen tiritar de miedo más que de frío cuando reina la noche.

Sigue leyendo

Estándar
Recuerdos

Serpentina

 

La serpentina es la reina del carnaval, vaya uno a saber desde cuándo. Estas largas tiras de papel enrolladas sobre si mismas únicamente se encuentran en cinco colores: verde, amarillo, rosado, morado y naranja como manda la tradición y que, además, cuentan con la particularidad que solo poseen dichos colores en una de sus caras, la otra es blanca.  Aquellos delgados y largos trozos de papel abrazan el cuello de pepinos y cholitas; chutas y reinas, como también envuelven enseres, objetos y propiedades junto con granos dorados, pétalos de flores, confites y un poco de alcohol que se rocía en cada esquina el martes de ch’alla.

Pasado el carnaval, cuando llegaba el momento de la limpieza, mi padre guardaba unas cuantas tiras para entretejerlas y construir de una manera fantástica una concertina miniatura que luego me regalaba logrando dibujar en mi rostro una sonrisa tan amplia que solo la superaba la que él me ofrecía al verme feliz. Con el paso de los años aprendí de él a entrelazar la serpentina.

Sentado al frente de una fotografía de mi padre, volví a fabricar aquellas miniaturas mientras acudían oportunos recuerdos con cada trenzado de papel.

Estándar
Sin categoría

Dos meses

El despertador sonó a la hora prevista, pero en vano. Diez minutos antes, mis ojos se abrieron y quedaron sumidos entre la oscuridad que se hace día y el color chocolate de un ropero instalado sobre el lateral de mi habitación. Cuando un reflejo de claridad asoma por la ventana me incorporo y quedo unos instantes sentado al borde de la cama, momento en el que acuden a mi mente aquellos pendientes a ser resueltos al desarrollarse el día. Pero un pensamiento lo precede todo: TIEMPO. Caigo en la cuenta de que son dos meses que un vacío está enclavado en mi vida y aun no logra madurar.
Las últimas palabras que pronunció la reina Isabel I en su lecho de muerte fueron: “Todo cuanto poseo por un momento de tiempo”.

Estándar
Sin categoría

Circo Beat – 25 años

El truque se efectuaba por un lapso de tiempo suficiente para cometer el acto de piratería. No discriminaba ninguna oferta, cuando había alguien dispuesto cerraba el trato, ya después tendría tiempo para desechar el material que no cumplía con mis expectativas musicales. El intercambio lo realizaba con varios amigos al mismo tiempo, por lo que mi memoria no alcanza a recordar quien puso en mis manos el cassette que ahora es motivo de estas líneas.

El protocolo a seguir era rutinario. Obtenido el duplicado, ─con la ayuda de colores, tintas, óleos, acuarelas, collage, cartulinas de color, etc.─, diseñar y proporcionar al material de un rostro e imagen bajo un criterio estético estrictamente personal, encerrando mi obra en unas cajitas plásticas y transparentes que brindaban protección a las cintas magnéticas de la época. Al reverso, escrito de mi puño y letra, la lista de canciones para finalmente colocarlo en un estante catalogado y ordenado juntos a sus pares.

Sigue leyendo

Estándar
Sin categoría

Gracias

Quiero ofrecer mi más profundo agradecimiento a todos quienes hicieron llegar muestras de afecto, de cariño y palabras de apoyo. Lo que hoy nos toca vivir, representa para mi familia un dolor tan grande que nunca imagine su dimensión.

Mi padre fue el hombre mas honesto, sencillo y noble que pude conocer. Me enseño que se puede transitar por esta vida sin dañar a nadie, sin poner zancadilla al compañero, sin aprovecharse de las circunstancias para obtener beneficio personal. Me enseñó a recorrer esta senda siendo digno, humilde, predispuesto, generoso y con la fe puesta en Dios. ¡Me enseñó con el ejemplo!

Sigue leyendo

Estándar
Opinión

Teatro Popular

El teatro es una de las expresiones artísticas más antiguas de la humanidad. Mi acercamiento, como espectador, acontece de dos maneras:

Primero, el Teatro Municipal Alberto Saavedra Pérez ─el superviviente más longevo de Sudamérica─, provisto de una mística única, un espacio enigmático lleno de historia desde su inauguración el 18 de noviembre de 1845 en el estreno de la canción patriótica, que más adelante sería el Himno Nacional de Bolivia. Este hito arquitectónico que según dicen guarda gran similitud a cierto teatro de Francia, fue testigo de innumerables expresiones de artistas nacionales y extranjeros.

Sigue leyendo

Estándar
Recuerdos

Rambo

Se puede escribir por diversos motivos. Por gusto, necesidad, vocación, aburrimiento e incluso por obligación; por optimismo o insensatez; por desaliento o cordura. Cuando un puñado de certezas se acumulan en el estrato más íntimo y sensible de mi condición humana, merecen exteriorizarse. Y aquí estoy, en busca de cobijo a la sombra de un recuerdo acurrucado en un rincón del alma que, al evocarlo, posee la fuerza suficiente de iluminar mi vida en días hoscos.

Sigue leyendo

Estándar
Opinión

Teléfono móvil

Habitar la ciudad, es en cierto modo habitar incomodidades. El ciudadano común enfrenta día a día una batalla de tolerancia ante aquella condición molesta. Según el afectado la lista sería interminable.

Utilizar el servicio de transporte público es extremadamente incómodo. Sin embargo, últimamente se suma un aditamento tan insulso como un apéndice inflamado, pero igual de insoportable. En un espacio, que ya de hecho es bastante reducido, hay quienes elevan los codos como dos lanzas que se clavan en las cotillas del pasajero contiguo sin asumir el más mínimo reparo ante la incomodidad que generan. La posición ocupada responde al acto de escribir raudamente y con ambas manos sobre las cajitas rectangulares luminosas que muchas cuestionantes plantean cuando se reflexiona sobre su efectividad para mantenernos comunicados en tiempos de tecnología.

Abstraídos de todo lo que acontece a su alrededor, son una especie de entes que, si les hablas, reclamas o formulas alguna pregunta no responden porque tienen una conexión directa con su teléfono móvil por medio del cable de sus headphones, ostentando al ritmo de vibraciones sonoras el alto nivel de volumen mediante el cual estos artefactos instalados en las orejas escupen algún tipo de música. Cada cierto tiempo de reojo efectúan una inspección visual hacia los laterales para luego regresar a lo suyo clavando la mirada a su teléfono móvil y continuando con el movimiento poseído de sus dedos pulgares. Si por alguna razón el conductor del vehículo desea utilizar alguna ruta alterna, casi siempre para evadir trancaderas, consultando primero y recibiendo el asentimiento de todos, el personaje en cuestión, luego de mostrar en su rostro un rasgo de incertidumbre al no reconocer el nuevo itinerario, quitándose los auriculares increpa y reclama de manera airada (la mayor de las veces) sobre el abuso del cual es víctima.

La tecnología es un siervo útil, pero un amo peligroso.

Estándar
Opinión

Sobre el reconocimiento a Ronald Ramos

La noticia llamó mi atención de manera inmediata, el Consejo Municipal de El Alto en un acto especial realizaría un reconocimiento a Ronald Ramos, autor de la frase “no es que te ralles así”, quien se convirtió en una persona muy conocida en todo el país gracias a un video viral grabado en un momento en el que compartía bebidas alcohólicas con un grupo de amigos. Recurrí a las redes sociales, mediante ellas expresé mi disconformidad, señalando como un total desatino aquel reconocimiento. Sin embargo ¡que quede claro!, mi opinión apunta a quien o a quienes hayan decidido, ejerciendo su poder burócrata, otorgar el reconocimiento a Ronald.

Sigue leyendo

Estándar
Opinión

CONCURSO DE PORTADAS. Biblioteca del Bicentenario de Bolivia

En conferencia de prensa, el jueves 12 de marzo, la Vicepresidencia del Estado hizo pública la convocatoria al concurso para el diseño de las portadas de los 200 libros de la Biblioteca del Bicentenario de Bolivia (BBB). A raíz de este acontecimiento, algunos apuntes sobre los concursos de diseño.

En noviembre de 1998, El manifiesto incompleto para el crecimiento fue leído por su autor, el diseñador canadiense Bruce Mau, en el Netherlands Design Institute como un acto de libertad creativa. Sigue leyendo

Estándar